JAMONES ESCALONA

Nuestra calidad

Desde 1956

A partir de ahí, es nuestro “modo de hacer tradicional” el que se encarga del resto. Nuestros jamones, con bajo contenido en sal, son marcados con la semana y año de maduración para que el consumidor pueda identificar su tiempo de curación, iniciando un recorrido por bodegas naturales donde el aire y el tiempo hacen el resto.

Gracias a las condiciones climatológicas, con temperaturas poco elevadas y regulares y poca humedad, de la zona donde nos encontramos; hacen posible que en nuestros secaderos naturales los jamones consigan las mejores condiciones de ventilación, luz natural y humedad para su correcta maduración y adecuada curación. Sin olvidarnos nunca, por una parte, de su revisión diaria, continua observación y exhaustiva supervisión de nuestros expertos y por otra parte, de las Certificaciones que nos garantizan que nuestros jamones sean perfectamente aptos y con la calidad que ustedes merecen y están buscando.

TRAZABILIDAD

Todas las piezas se etiquetan con el nombre del producto en su entrada en sangra, mapa, agrupación, número de proveedor, lote, número de pieza así como un número más grande que indica el rango de peso en su entrada en sal y registro sanitario.

MAPA

Número de semana y año.

LOTE

Corresponde a todo el grupo de jamones que entraron el mismo día.

NÚMERO DE PIEZA

Núméro unitario de cada jamón.

AGRUPACIÓN

Todos los jamones que están curándose en el mismo secadero.

PROVEEDOR

Número entre paréntesis que indica el proveedor que suministró el jamón.

NÚMERO GRANDE

Número con el que identificamos el peso a su entrada en sal.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar